Me siento muy mal


Foto de Michael Dunn

Hoy te sientes muy mal.

Ese problema en el que estás no te deja en paz y no le ves solución. El tiempo se hace una eternidad. La noche es un tormento de oscuridad y un insonmio eterno. Das vueltas en tu cama o caminas de un lado a otro de tu habitación.

La cabeza te duele, los ojos enrojecidos de tanto llorar o de tanto hacer esfuerzo por no dejar brotar las lágrimas. No quieres llamar a nadie y no sabrías qué decir si llamarías.

Te sientes en soledad, en medio de la nada, como un naufrago en medio del oceano.

¿Qué puedes hacer? ¿qué deberías hacer si el mundo sigue su marcha?

En este momento en tantos rincones del planeta hay tanta gente feliz. En este preciso momento alguno estará con sus amigos celebrando un cumpleaños o en un viaje de lujo en un crucero de un mar tropical. Pensarlo estrecha más el dolor. ¡Qué ganas de ser otro! O qué bueno sería poder devolver el tiempo e ir hasta el momento en el que era completamente feliz o en el que podía evitar que los acontecimientos llegaran a causarme tanta angustia.

Tristeza

Es normal que todos nos sintamos tristes en algún punto de nuestra vida. Pero no es normal que entremos en una depresión, más si estamos solos o creemos sentirnos solos. La depresión es un mal de la vida moderna. Nace en parte de la soledad y la incomprensión.

Si pasan los días y te sigues sintiendo triste, entonces es hora de que pienses en una ayuda. Busca a alguien que pueda darte la mano. No pienses que la depresión va a pasar por sí misma.

El siguiente es un cuadro de lo que significa la depresión. No es completo, porque es una enfermedad difícil y depende de muchas circunstancias, pero puede ayudar.

1. Te despiertas en la mañana y no quisieras levantarte porque no le ves sentido a la vida.

2. Todo te parece rutina y no disfrutas de los momentos especiales, los ves con tedio.

3. Pierdes el apetito.

4. Sientes dolores de cabeza, de estómago o te sientes físicamente débil.

5. No te concentras en las conversaciones con los demás y tiendes a aislarte.

6. No te entiendes con tu propia familia y empiezas discusiones por cualquier cosa.

7. Has pensado en varias ocasiones en quitarte la vida.

8. Buscas alguna substancia que te anime (lícor, nicotina, drogas, calmantes…)

9. Pierdes interés por proyectos futuros.

10. Sientes que no eres bueno en nada, que eres un fracaso.

Si estas cosas te suceden, entonces necesitas ayuda. Buscalas antes de que sea demasiado tarde.

Cuando trato de cambiar lo que hay en mí de desagradable luchando contra ello, lo único que consigo es ocultarlo. Si lo acepto, saldrá a la superficie y se evaporará.

Si intento resistirme a ello, seguirá perviviendo obstinadamente

(Anthony de Mello)

Solemos decir que no estuvo en nuestras manos la elección de nuestros padres, pero depende de nuestra voluntad nacer a nosotros mismos

(Séneca)

Ante el hombre está la vida y la muerte y lo que quisiere le será dado.

(Eclesiástico 15,17)

No hay nada malo ni bueno en sí mismo, es nuestro pensamiento quien lo transforma

(Hamlet)

Un hombre es aquello que piensa a lo largo de todo el día.

(Emerson)

530 pensamientos sobre “Me siento muy mal”

  1. Soy una joven de 22 años que ya tiene un hijo y aparentemente una pareja. He trabajado desde los 18 años, pero no he logrado permanecer mucho tiempo en uno. Pasé un año completo con mi hijo y fue de lo más hermoso, hasta que la necesidad me hizo salir a buscar trabajo y tuve que verlo de vuelta ya cuando estaba dormido. A partir de las fallas en los trabajos he caído en una extraña condición, algo como una disociación social. No me ha dejado en paz desde entonces y la verdad ha complicado mi vida. A veces no quiero levantarme a trabajar; me dan deseos de permanecer con mi hijo todo el día, jugando, limpiando, pintando y esas cosas. Me dan ganas de dejar la universidad, a mi pareja, todo, para estar con él y pasarla como cuando era más pequeño. Pero rápidamente comprendo que eso no es posible, que parece un sueño o una utopía y me da mucho miedo hacerle daño a mi hijo si me dejo llevar por esos impulsos. Ahora mismo estoy atrasada con una tarea laboral, pero me niego a hacerla. Quisiera apagar todo e ir a dormir. Quisiera detener el mundo y dormir pegada a mi hijo sin preocuparme de nada. Sin sentir esa presión de conseguir dinero para darle de comer y pagar su colegio. Quisiera que de repente sólo fuéramos él y yo como antes, y que todo el dolor y sufrimiento que ahora pasamos desapareciera. Y me dan miedo estos sentimientos, me da miedo fallarle a mi hijo, me da miedo hacerle algo que solo cause que se separe de mi… necesito ayuda en serio, porque donde estoy, nadie quiere saber de mi, mis padres y su encierro religioso me desprecian y mi pareja parece no importarle lo que hago o siento. Creo que en parte le hecho la culpa de todo, ya que él no labora “por mi culpa”. Ayuda por favor… en serio siento que ya no puedo seguir…

  2. Hace poco empecé la facultad,los meses previos me los pase mal,sin saber que hacer,si realmente tenía la capacidad o si existía una carrera que fuese lo mío.Ese sentimiento se agravó en cuanto comencé las clases y me siento muy impotente..Hablé con mis padres,pero no les importa,es mas,estamos en una crisis familiar desde hace tiempo y parece no tener fin.No se que hacer,realmente no quiero ser pesimista,pero no veo la salida.Me siento una inútil y cuando llego a casa veo a mi mamá y mis hermanos,pero es como si no hubiera nadie,nos hablamos con monosílabos y parece que a la única persona que le afecta está situacion es a mi

  3. No se que me pasa, recientemente me he mudado porque mis padres se separaron y desde ese momento no quiero salir de mi casa, ni ver a mis amigos, solo quiero estar en mi cuarto, escuchar música y pretender que estoy en otro lugar. A veces me siento triste y lloro por las cosas que pasan muchos años antes (sufrí depresión), y creo que está volviendo otra vez. Alguien que me diga que puedo hacer?

  4. Anonymous dijo:

    He perdido a mis amigos y a mis hermanos😢😭

Conserva el tono y el respeto. Este no es un blog sobre religión. Si vas a suscribirte a los comentarios, recuerda que recibirás mensajes de manera automática en tu correo. Si no deseas recibir mensajes, no te suscribas. No compartas de manera pública tu correo, número de teléfono, dirección, Facebook, etc.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s