Me siento muy mal


Foto de Michael Dunn

Hoy te sientes muy mal.

Ese problema en el que estás no te deja en paz y no le ves solución. El tiempo se hace una eternidad. La noche es un tormento de oscuridad y un insonmio eterno. Das vueltas en tu cama o caminas de un lado a otro de tu habitación.

La cabeza te duele, los ojos enrojecidos de tanto llorar o de tanto hacer esfuerzo por no dejar brotar las lágrimas. No quieres llamar a nadie y no sabrías qué decir si llamarías.

Te sientes en soledad, en medio de la nada, como un naufrago en medio del oceano.

¿Qué puedes hacer? ¿qué deberías hacer si el mundo sigue su marcha?

En este momento en tantos rincones del planeta hay tanta gente feliz. En este preciso momento alguno estará con sus amigos celebrando un cumpleaños o en un viaje de lujo en un crucero de un mar tropical. Pensarlo estrecha más el dolor. ¡Qué ganas de ser otro! O qué bueno sería poder devolver el tiempo e ir hasta el momento en el que era completamente feliz o en el que podía evitar que los acontecimientos llegaran a causarme tanta angustia.

Tristeza

Es normal que todos nos sintamos tristes en algún punto de nuestra vida. Pero no es normal que entremos en una depresión, más si estamos solos o creemos sentirnos solos. La depresión es un mal de la vida moderna. Nace en parte de la soledad y la incomprensión.

Si pasan los días y te sigues sintiendo triste, entonces es hora de que pienses en una ayuda. Busca a alguien que pueda darte la mano. No pienses que la depresión va a pasar por sí misma.

El siguiente es un cuadro de lo que significa la depresión. No es completo, porque es una enfermedad difícil y depende de muchas circunstancias, pero puede ayudar.

1. Te despiertas en la mañana y no quisieras levantarte porque no le ves sentido a la vida.

2. Todo te parece rutina y no disfrutas de los momentos especiales, los ves con tedio.

3. Pierdes el apetito.

4. Sientes dolores de cabeza, de estómago o te sientes físicamente débil.

5. No te concentras en las conversaciones con los demás y tiendes a aislarte.

6. No te entiendes con tu propia familia y empiezas discusiones por cualquier cosa.

7. Has pensado en varias ocasiones en quitarte la vida.

8. Buscas alguna substancia que te anime (lícor, nicotina, drogas, calmantes…)

9. Pierdes interés por proyectos futuros.

10. Sientes que no eres bueno en nada, que eres un fracaso.

Si estas cosas te suceden, entonces necesitas ayuda. Buscalas antes de que sea demasiado tarde.

Cuando trato de cambiar lo que hay en mí de desagradable luchando contra ello, lo único que consigo es ocultarlo. Si lo acepto, saldrá a la superficie y se evaporará.

Si intento resistirme a ello, seguirá perviviendo obstinadamente

(Anthony de Mello)

Solemos decir que no estuvo en nuestras manos la elección de nuestros padres, pero depende de nuestra voluntad nacer a nosotros mismos

(Séneca)

Ante el hombre está la vida y la muerte y lo que quisiere le será dado.

(Eclesiástico 15,17)

No hay nada malo ni bueno en sí mismo, es nuestro pensamiento quien lo transforma

(Hamlet)

Un hombre es aquello que piensa a lo largo de todo el día.

(Emerson)

599 pensamientos sobre “Me siento muy mal”

  1. Anónimo dijo:

    Me siento muy mal. Desde los 7 años que sufrí una agresión sexual por parte de un familiar con el que desgraciadamente aún convivo con 33 años porque no puedo irme a otra parte. Me han pasado tantas cosas horribles que no puedo no contar, no sé porqué sigo viva. Hoy he tenido una noticia terrible y quisiera acabar con esta porquería ya, pero estoy así por lo que me han hecho algunas personas, y aunque dicen que hay que perdonar, yo lo hice, y sólo me sirvió para que me hicieran más daño. Podría intentar morir ahora mismo, pero no puedo dejar eso así, y menos sin que nadie sepa mis motivos. No puedo suicidarme sin vengarme. Sé que es imposible hacerlo con todos, pero no puedo irme de esta manera. Además, el sábado tengo una prueba para ver si tengo cáncer, y si es así, no sé cuánto tiempo tendré para hacerlo. Le pido a Dios todos los días poder estar sana y feliz, que nadie más pueda hacerme daño, pero sólo ayuda a ellos, a los que me llevaron a esta situación. Ni siquiera le pido a Dios que él haga justicia en mi vida con esas personas, sólo pido estar sana y feliz, pero hace mucho que tuve que aceptar que eso nunca pasaría. Gracias por leer, no busco consejo, sólo desahogarme; no tengo a nadie con quien hacerlo. Espero no haber hecho perder mucho tiempo a nadie.

    • anónimo dijo:

      Hola Anonima, ojalá no sea tarde para responderte espero te encuentres bién, qué resultado te dio el exámen?, como está tu salud?, aunque no lo creas te entiendo a la perfección, sé lo que es tener que acarrear con el eterno daño ajeno y desear Vengarte porque es lo Justo; si quieres desahogarte cuenta conmigo aunque solo sea mediante la pantalla, un abrazo 🙂

Conserva el tono y el respeto. Este no es un blog sobre religión. Si vas a suscribirte a los comentarios, recuerda que recibirás mensajes de manera automática en tu correo. Si no deseas recibir mensajes, no te suscribas. No compartas de manera pública tu correo, número de teléfono, dirección, Facebook, etc.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s