Etiquetas

, ,


Si tenemos una personalidad temerosa, introvertida, muy tímida, es bueno mirar hacia adelante, hacia aquello que quisieramos ser para vencer nuestros miedos. El ideal es adquirir aquello que se conoce como la personalidad fuerte. Son aquellas personas muy seguras de sí mismo y que saben hacia dónde van. Para descubrir lo que una personalidad fuerte no hace, vamos a describir esos elementos que nos puedan servir como modelos para nuestro sueño de superar nuestros problemas. Advierto que una personalidad o mentalidad fuerte no es algo único, sino que existen muchos niveles de ello.

1. No esperan que les pongan atención

Esperar que nos presten atención es un elemento directamente relacionado con las emociones. En tal sentido, aquellos que necesitan reconocimiento social, se hacen vulnerables porque no siempre se da ésto. Una personalidad fuerte no depende del reconocimiento de otros para sentirse seguro.

2. No permiten que otros los depriman

Debes saber que a donde vayas, en donde estudies o trabajes siempre habrá personas a las cuales les caerás bien, otros a los cuales no les caerás bien y un tercer grupo que no te pondrá atención. Una personalidad fuerte es inmune a ésto. No se deja alterar por rumores, chismes, críticas. Especialmente aquellas personas que están más cerca de nosotros se sienten con el derecho de decirnos su parecer o de indicarnos qué hacer o no. Una personalidad fuerte sabe alejarse de aquellas personas que intentan perturbar la mente, incluso si son seres muy queridos y cercanos.

3. No rencores

Retener rencores es una manera de perder energías. Si una persona te pide disculpas de manera sincera, acéptalas. Si no lo hace, es mejor que la evites, pero no planeas el desquite, la venganza, porque tu corazón se llenará siempre de odio y tensiones.

4. No dejan de hacer lo que hacen

Una personalidad fuerte continua haciendo lo que hace simplemente porque aman eso que hacen, incluso si llegan a la rutina. El éxito viene de todo proceso y ellos lo saben bien. Ama el proceso. La diferencia entre un campeón y el resto de la gente es que éste puede continuar con la rutina del entrenamiento por un largo periodo de tiempo. Una personalidad fuerte no detiene su proceso por nada ni por nadie.

5. Siempre creerán en sí mismos

No dudan de sus propias capacidad, lo que no significa que sean arrogantes. Por el contrario, saben trabajar en equipo, pero creen en sus propios talentos.

6. No amenazan a nadie

Una personalidad fuerte no se basa en intimidar a otros, especialmente si llega a una posición de autoridad. Quien intimida a otros, en realidad demuestra una gran debilidad de carácter.

7. Respetan la vida personal de otros

No creen que tengan que meterse en la vida y en las decisiones de otros y no permiten que nadie se entrometa en su propia vida y arruine sus emociones. Esto no significa que sean indiferentes, pero sí respetuosos, tolerantes y equilibrados.

8. No temen amar

Quien teme amar posee muchos miedos en sus vidas. Quien ama sin condiciones es libre y respeta la libertad de otros, además sabe amarse a sí mismo.

9. La vida es un don

Las personalidades fuertes saben que la vida es frágil y por eso agradecen cada día como un don. Aprecian cada momento y el tiempo que tienen en sus manos.

10. Saben buscar el silencio y la meditación

Aunque son muy activos, saben cuándo es apropiado detenerse, meditar, estar en soledad, mirar su vida y su devenir. Son sabios.

11. No hacen cosas que no quieren hacer

Si creen que algo no es correcto, simplemente no lo hacen y no permiten que otros los manipulen en ello.

12. Saben decir no

Una característica concreta de una personalidad fuerte es que saben decir no.

13. No se olvidan de agradecer y de dar

Saben que donar es una virtud y que decir gracias es de nobles.

14. No sienten que tengan que posar

Hay personas que sienten que tienen que acomodarse a lo que un grupo social les exige, vestirse de equis manera, hablar de tal modo… Una personalidad fuerte no siente que deba hacer esas cosas para ser aceptado.

15. No olvidan que la felicidad es una decisión

Saben controlar sus emociones y saben que la felicidad viene de un equilibrio entre la mente y el cuerpo. Las emociones son reacciones y por lo tanto saben buscar la razón de sus emociones.