Etiquetas

,


Deben saber que hay momentos en los cuales se me acumulan muchos correos y entonces necesito tiempo para responder. Si no has recibido una respuesta en días, no pienses que no lo voy a hacer. Tomo tiempo en leer tu carta y meditarla. No sobra recordad que no soy un consejero o un psicólogo y que no voy a darte ninguna solución. Solo puedo animarte a buscar la solución a tus problemas. Tengo la firme convicción que tus soluciones residen en el interior de tu alma y que las turbulencias de la vida no te dejan ver. Hay que aquietar el alma, la mente, meditar, respirar y comenzar a ver hacia tu propio interior. Es necesario que cambies ideas, maneras de ser, incluso personas y lugares, para que nazca algo nuevo en tu ser, en tu vida. Nunca es tarde para recomenzar, para volver a vivir. También te insisto en el respeto por tu propia privacidad y de las personas que te rodean, así como mi propia privacidad. El no conocernos te da una gran ventaja. Por eso no recibo mensajes por redes sociales o Skype, porque allí se pierde ese punto de intimidad que necesitas para escribir.