Etiquetas

,


Apreciados amigos.

Ya vamos a entrar al segundo mes de 2014 y no mandé ningún saludo de año nuevo. Justo hoy, 31 de enero, estamos celebrando en Asia el comienzo del nuevo año según el calendario chino y entramos al año del caballo, así que aprovecho esta ceremonia oriental para enviarles a todos los seguidores del blog Muchachos en Depresión un saludo y los mejores deseos en donde quiera que estén.

Ya van varios años en los que este blog cumple la misión por la cual fue creado y me siento contento de que muchas personas de diferentes países hispanoamericanos lo hayan encontrado como un espacio de expresión de sus tristezas, ansiedades o ideas suicidas. Medir el impacto del blog es difícil, porque cualquier comunicación en mi correo será siempre confidencial y porque muchas personas me escriben y después no puedo saber nada más de ellas. Oro siempre por cada persona que me escribe o por todos los que entran a este sitio, para que en verdad encuentren una luz de esperanza para sus vidas y espero que muchas personas que hayan tenido ideas suicidas, no lo hayan hecho después de encontrar en este sitio algún elemento que les hiciera buscar los caminos hacia la felicidad.

Los foros también son espacios especiales y agradezco mucho a algunos usuarios que se dedican a responder mensajes de esperanza a otros. Eso es algo muy especial porque nos crea como una auténtica fraternidad anónima, de personas que en realidad nunca nos encontramos en la vida real, pero que nos une una misión: derrotar la depresión y encontrar los caminos hacia la felicidad.

La idea de mantener un contacto a través de mis redes sociales como Facebook o Skype no es positiva porque no puedo estar todo el tiempo atendiendo comunicaciones en tiempo real (ya quisiera yo). Lo mejor será siempre el correo electrónico porque me permite leer lo que escriben y hacer una reflexión. Por un chat tengo además la sensación de ser algo así como un consejero o un terapista y no lo soy. De hecho, muchos de ustedes acuden a psicólogos y terapistas e incluso encuentran algunas de esas experiencias como insuficientes.

¿Cuál es la diferencia?

Cuando escribes, te leo o te escucho y busco elementos en tu escrito que me dan una idea de tu vida. Como no te conozco, tengo la ventaja de mirarte sin juicios o ideas preconcebidas, así mismo cuando me escribes, lo haces con la libertad de escribir a una persona que no conoces y sobre la cual tampoco tienes ideas preconcebidas.

Cuando te respondo, siempre será iluminándote sobre lo que me dices, para que veas los elementos que te permitirán construir tus propias conclusiones. No llegaré a darte conclusiones sobre lo que tienes que hacer, porque esa es tu tarea.

Este domingo 3 de febrero a las 10:30 PM (hora colombiana) y lunes 4 de febrero a las 4:30 AM hora de España, el canal Teleantioquia presentará un documental sobre lo que hago en Camboya. Te invito a que lo veas a través de la página http://www.teleantioquia.co/ en el programa Antioqueños por el mundo.

Un gran abrazo a todos,

Albeiro.