Etiquetas

, , , , ,


Yo había leido casos de personas amputadas que se habían superado. Personalmente he conocido invidentes, sordos, amputados de los brazos o de los pies, que viven una vida tranquila y llena de propósitos. Pero imaginarse el caso de Peng Shuilin es fuera de serie. Nació en la provincia china de Hunan y en 1995 un camión fuera de control lo arrolló. La parte inferior de su cuerpo quedó totalmente destruida, pero sobrevivió.

 

Los cirujanos cerraron su torso en la parte inferior y pasó dos años en el hospital de Shenzhen, al sur de China, en una serie de operaciones para acondicionar sus organos a las nuevas circunstancias. Eso quiere decir por ejemplo que perdió sus órganos genitales, su sistema urinario, su ano, sus pies, sus piernas, su pelvis… Eso quiere decir que los riñones no tenían una manera de evacuar la orina, por lo cual había que crearle los canales y así se pueden imaginar el cuadro.

Peng no se dio a la muerte, sino que comenzó a ejercitar sus brazos para conservar su fuerza, se lavaba su rostro y se cepillaba los dientes. Peng sobrevivió su tragedia.

Entonces vino aún lo más extraordinario: quería caminar. Científicos del Centro de Rehabilitación e Investigaciones de Pekín desarrollaron toda una obra de ingeniería humana. Se trataba de una especie de armazón diseñado para sostener su torso y que tenía dos piernas biónicas las cuales se accionaban con un complejo sistema para moverse.

El vice-presidente del hospital, Lin Liu, dijo a la prensa que Peng tenía una condición de salud normal. Peng abrió un supermercado al que llamó Tienda del Hombre de Mitad de Precio y su caso se convirtió en modelo para personas que han perdido parte de su cuerpo en accidentes. Da conferencias en centros de salud y grupos de motivación. Su secreto es alegría y no se deja derrotar por los problemas.

Es muy probable que los lectores de este artículo tengan su cuerpo completo. Cuántas veces nos hemos sentido derrotados en la vida e incluso queremos terminarla. También es posible que algunos de vosotros seais personas amputadas. Yo creo que el caso de Peng es extremo. Talvez no tengas un pie o incluso no tengas manos o no tengas algún sentido, pero Peng no tenía la mitad de su cuerpo, el 50% de él y llegó incluso a ser un hombre de negocios con éxito, gracias a su optimismo.

Los cirujanos seguramente fueron muy buenos, pero ellos no hubieran podido hacer nada si Peng se hubiera hechado a morir. Según los reportes, Peng nunca se ha quejado de su situación.